Boadilla del Monte: Encinar y casco urbano


Situada a unos 15 kilómetros de Madrid capital, la localidad de Boadilla del Monte invita a ser visitada no sólo por el valor histórico monumental de algunas de las edificaciones de su casco urbano, sino también por la posibilidad que nos ofrece de realizar un amplio paseo de naturaleza por el Monte de Boadilla y las Encinas, una importante masa forestal tipo dehesa que, acotada hoy en día por la linde de diversas urbanizaciones y por el propio casco urbano del pueblo, suma un total de 826.88 Ha.


El Monte de Boadilla forma parte del gran corredor ecológico de encina y pinar que rodea la ciudad de Madrid de Oeste a Norte (Monte de Boadilla, Casa de Campo, Monte del Pilar, Monte del Pardo, Vadelatas, Dehesa boyal de San Sebastián de los Reyes y el Soto de Viñuelas). Se trata de un tipo de monte generalmente de suave relieve, con pequeñas lomas originadas por la erosión que sobre los suelos arenosos feldespáticos típicos de la campiña madrileña va produciendo la red de pequeños torrentes y arroyos que temporalmente la surcan. En concreto, el monte que nos encontramos en Boadilla podríamos decir que de forma natural es un encinar, pero que debido al aprovechamiento agropecuario y cinegético de años de intervención humana, hoy nos muestra mayoritariamente como una dehesa en la que conviven junto a las encinas, pinos piñoneros, fresnos, y diversos arbustos. Algunos de los ejemplares arbóreos, seguramente por su antigüedad, son de imponente porte.

Hay multitud de caminos recorriendo en monte del Boadilla, por lo que elegir nuestra ruta sólo es cuestión de cuanto quieres andar. Uno sencillo es el que trascurre próximo a la carretera M-513 que lleva hacia Pozuelo y que entre el pueblo y el polideportivo nos permite, en un recorrido casi llano, ver algunos buenos ejemplares de árboles, el pequeño estanque o el puente de piedra sobre el arroyo Vallelargo (s. XVIII aunque reconstruido).  Si quieres una propuesta de recorrido más amplio pulsa aquí. En ambos casos el punto de inicio y final de esta ruta es el entorno del Palacio del Infante Don Luis, construcción sin duda de impresionante factura y que si te es posible en alguna ocasión te aconsejo visitar interiormente aprovechando alguna de las visitas guiadas que se organizan desde el Ayuntamiento.


El Infante Don Luis de Borbón, hermano menor de Carlos III, adquirió en 1761 una construcción existente en este lugar conocida como Palacio de las Dos Torres y, con el deseo de convertirla en su residencia, encargo al arquitecto Ventura Rodríguez la remodelación que actualmente vemos, así como la hermosa y monumental fuente que hay frente a la entrada principal.

Durante la Guerra Civil el Palacio fue cuartel y hospital, pasando posteriormente a ser reformado y adaptado como internado de niñas del Auxilio Social. Estas actuaciones y su abandono posterior dejaron en bastante mal estado el edificio, pero por suerte y tras la adquisición en 1998 del mismo por el Ayuntamiento de Boadilla del Monte, se está procediendo, aunque lentamente, a su restauración.

Junto al Palacio y la Fuente de Ventura Rodriguez, las otras construcciones significativas de Boadilla son el Convento de la Encarnación siglo XVII y la Iglesia de San Cristobal (su núcleo arquitectónico data del siglo XIII aunque el edificio actual es totalmente nuevo).
 

Quizás te resulte de interés, por la relación con el lugar aquí tratado, releer la información que sobre el Infante Don Luis se reflejó en este blog a raíz de la exposición que sobre Goya y la figura del Infante tuvo lugar en Madrid hace algún tiempo. Pulsa aquí.

También, si deseas ampliar información sobre rutas por el Monte de Boadilla, pulsa aquí.